ae2f01e1-333e-4885-95af-710eafc0bdbf
Feet-On

Feet-On Alemania
Solo en Berlín*

Se favorece la inversión en acciones alemanas:
  • Contención temprana de la pandemia en el país
  • Economía: i) Amplios estímulos fiscales y monetarios, ii) Señales de recuperación económica, la cual también será impulsada por la reactivación en China y Europa
  • Mercado: A pesar de los positivos retornos de los últimos meses y valorizaciones que se han encarecido, acciones alemanas aún muestran rezago respecto a las globales y favorables expectativas de crecimiento de utilidades para el próximo año
Riesgos: Rebrotes disruptivos de covid-19

Política y Economía

El país ha gozado de una alta estabilidad política, con Angela Merkel como Canciller desde el 2005. Sin embargo, al igual que en otros países europeos, existe un ambiente que ha tendido a la fragmentación política debido al incremento del interés por solucionar problemáticas que van más allá de lo socioeconómico.

El país es un eje central del bloque europeo, representa casi 20% del PIB de éste y es el segundo país con mayor población. Además, juega un amplio rol de liderazgo en la conducción de las políticas europeas y Alemania asumirá la presidencia del Consejo Europeo a partir de este segundo semestre, en medio de la incertidumbre que ha generado la pandemia y la consecuente crisis sanitaria y económica.

El país ha logrado contener la propagación del virus a través de una amplia capacidad de rastreo y testeo, junto con la imposición de un confinamiento de 6 semanas desde mediados de marzo hasta inicios de mayo. La alta disponibilidad de camas UCI en comparación con la región también permitió que el virus tuviese una baja tasa de mortalidad (4.5%).

A pesar de ello, es inevitable la recesión económica. El FMI estima una contracción del PIB de 7.5% para este año. No obstante, la recesión será menos grave que en Italia, Francia y España debido a que el confinamiento fue más corto y menos agresivo, y a los contundentes estímulos fiscales para darle soporte a la recuperación. Si bien se han observado rebrotes de contagios, éstos son localizados y de momento no generan una amenaza a la reactivación del país.

La economía se caracteriza por su gran apertura comercial y sesgo industrial. Es una ventaja para el país la alta exposición al sector manufacturero (~27% del PIB) en comparación a otros países de la región que dependen más de los servicios, cuya demanda tardará más en recuperarse. La rápida recuperación que está mostrando China (uno de los principales socios comerciales) impulsará la demanda del sector automotriz, favoreciendo a la vez la recuperación en Alemania.

Por su parte, años de pragmatismo le permitieron al país tener espacio fiscal para estimular la economía en tiempos de crisis como la actual. El gobierno ha implementado los mayores estímulos fiscales del bloque europeo, por cerca de 35% del PIB. Entre las principales medidas destacan el fortalecimiento del sistema de salud, protección del empleo, recortes y postergación del pago de impuestos, asistencia directa a las familias más vulnerables; así como incentivos a la compra de autos eléctricos e inversiones sustentables.

Además, reconociendo a la Unión Europea como el principal destino de las exportaciones, Alemania está impulsado junto con Francia la aprobación de un Fondo de Recuperación económica para el bloque por €750,000 millones, el cual tiene altas probabilidades de aprobarse y dar un soporte adicional a la reactivación.

Por el lado monetario, el país depende del Banco Central Europeo, el cual también ha mostrado un fuerte compromiso con la estabilización de los mercados financieros y con mantener bajos los costos de financiamiento. La entidad implementó un programa de compra de activos o quantitative easing (QE) por €750,000 millones para dar liquidez al mercado financiero, el cual en la reunión de política monetaria de junio fue aumentado en €600,000 millones adicionales y extendido hasta junio de 2021 (6 meses más de lo inicialmente acordado).

La relajación las medidas de confinamiento, en conjunto con los contundentes estímulos fiscales y monetarios están impulsando una mejora significativa en las expectativas y los datos de actividad. Lugo de que los indicadores líderes PMI tocaran mínimos en abril, se recuperan rápidamente. El de servicios se ubicó en 47 pts. en junio y el de manufacturas en 45 pts. Además, el consumo superó las expectativas y las ventas minoristas crecieron 14% mensual en mayo. Todos estos indicadores señalan que la recuperación económica será el foco durante el segundo semestre, la cual será apoyada por estímulos adicionales y la mejora en la confianza tanto de consumidores, como empresarios e inversionistas.

Mercados

Actualmente, las acciones alemanas representan 2.6% de las globales. Por su parte, el MSCI Alemania posee un alto grado de diversificación con las mayores exposiciones a los sectores de consumo discrecional, financiero y tecnológico.

En los últimos 5 años, las acciones alemanas casi no han registrado variación en sus precios, mientras que las acciones globales han subido 4.6% anualizado (retornos en USD). En lo que va corrido del año las acciones alemanas cayeron en magnitud similar a las globales (~ -4.5% en USD), pero desde los mínimos que se tocaron en marzo y dado el rezago que traían desde años anteriores, el rebote ha sido mayor (desde el 23 de marzo las acciones alemanas han subido 51% vs. 41% las globales).

Debido al positivo desempeño accionario del último trimestre las valorizaciones se han encarecido. La razón P/U fwd. transa sobre los promedios a 5 años tanto en términos absolutos como relativos a acciones globales. Por su parte, la razón P/VL si bien transa bajo el promedio, muestra una tendencia al alza.

Sin embargo, y a pesar de la fuerte recuperación de los últimos meses, las acciones alemanas mantienen el rezago respecto a las globales, por lo que junto a las positivas expectativas de crecimiento de utilidades para el próximo año (~45%) se estima que aún tienen potencial de upside.

*Libro del autor alemán Hans Fallada publicado en 1947.

 

 

 

Las opiniones contenidas en el presente informe no deben considerarse como una oferta o una solicitud de compra o de venta, de suscripción o rescate, de aporte o retiro de ningún tipo de valores, sino que se publican con un propósito meramente informativo para nuestros clientes. Las proyecciones y estimaciones que se presentan han sido elaboradas por nuestro equipo de trabajo, apoyado en las mejores herramientas disponibles, no obstante, esto no garantiza que ellas se cumplan. La información contenida en este informe no corresponde a objetivos de inversión específicos, situación financiera o necesidades particulares de ningún receptor del mismo. Antes de realizar cualquier transacción de valores, los inversionistas deberán informarse sobre las condiciones de la operación, así como de los derechos, riesgos y responsabilidades implícitos en ella, por lo cual las sociedades de Compass Group y/o personas relacionadas (“Compass Group”), no asumen responsabilidad alguna, ya sea directa o indirecta, derivada del uso de las opiniones contenidas en este informe. Cualquier opinión expresada en este material, está sujeta a cambios sin previo aviso de Compass Group, quienes no asumen la obligación de actualizar la información contenida en él. Compass Group, sus personas relacionadas, ejecutivos u otros empleados, podrán hacer comentarios de mercado, orales o escritos, o transacciones que reflejen una opinión distinta a aquéllas expresadas en el presente informe.