Banners tamaño grande-02
Informe Semanal de los Mercados

“Environmental, Social and Governance (ESG)”

  • Tema con un fuerte crecimiento en los últimos años
  • Aumento del interés de los inversionistas e instrumentos con características ESG à potencial de entrada de flujos
  • Universo de alternativas de inversión creciente —> especializados según geografía, market cap, estilos, entre otros
  • Retornos relativos atractivos

La demanda mundial por instrumentos de inversión que consideran no sólo la rentabilidad, sino también otros factores con impacto en la sociedad, viene aumentando. Esto se debe, en parte, a temas que han tomado mayor relevancia que en el pasado que se resumen en tres pilares: el medioambiente, la sociedad y el gobierno corporativo.

Con ello han surgido también -y en parte gracias a la tecnología- nuevas medidas que gradualmente se incorporan como factores por considerar en las decisiones de inversión.

Cabe diferenciar ESG del concepto de Responsabilidad Social (RS); ésta considera la no inversión en activos de industrias que van en contra de ciertos principios éticos, tales como el consumo de tabaco, alcohol o la fabricación de armamento. En el caso de ESG se intenta sumar factores de inversión activos “sostenibles” desde los puntos de vista medioambiental, social y ético.

Origen y desarrollo

El 2006 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) impulsó sus Principios para Inversión Responsable (PRI), fomentando la inclusión de factores de ESG en la inversión. Desde ese entonces hay 2,000 compañías de inversión de activos que lo hacen, las que administran activos por más de USD 31,000 millones a 2018. Asimismo, según la herramienta Morningstar, 133 fondos sostenibles iniciaron operaciones entre 2015 y 2018, lo que se compara con 87 durante los 10 años previos.

Algunos eventos han acelerado el desarrollo de este tema. Entre ellos el derrame de casi 5 millones de barriles de petróleo en el Golfo de México en 2010, escándalos en compañías automotrices en 2015 y el descuido en la privacidad por parte de las empresas de redes sociales en 2018.

Estrategias ESG

Existen distintos tipos de estrategias para implementar una filosofía de inversión ESG, entre ellas destacan el Negative Screening o Exclusión, Positive Screening o Mejor en su Clase e Integración ESG.

¿Valor agregado?

Según Morningstar, un 73% de índices ESG superan sus equivalentes no-ESG debido a que su implementación mejoraría el nivel de transparencia en una empresa y considera un campo más amplio de riesgos a evaluar. Además, estas empresas serían más eficientes en el uso de recursos, productivas y presentarían un menor riesgo reputacional, lo que impulsaría la rentabilidad en el largo plazo. Los índices ESG registran, en general, una menor volatilidad.

La temprana edad de este tema hace imposible una evaluación de largo plazo. No obstante, el índice ESG MSCI KLD 400 se creó en 1990 y está compuesto por acciones estadounidenses consideradas de altos estándares ESG. Su retorno anualizado desde inicio es de 8.8%, que se compara con un 7.9% del S&P500. La correlación entre ambos es muy alta.

Universo

Algunas de las alternativas de inversión en este tema son ETFs o fondos activos. Entre los existentes se observan diferentes objetivos:

i) Imitar el perfil de riesgo/retorno de índices no ESG a los que se le aplica un filtro de sustentabilidad

ii) Selección de acciones basado en criterios ESG, acotando el riesgo mediante la diversificación sectorial y/o regional de índices no ESG

iii) Selección de acciones con criterios ESG, pero limitando el tracking error respecto a un índice no ESG a través de un proceso de optimización

iv) Tomar de un índice amplio las compañías mejor clasificadas de acuerdo con criterios ESG y excluir aquellas que no cumplen

v) Seleccionar empresas con estándares mínimos de ESG y cuyo negocio principal sea una de las categorías de impacto sustentable definidas internacionalmente, por ejemplo, tratamiento de desechos, productos sanitarios, educación, eficiencia energética, construcciones ecológicas y prevención de la polución, entre otras.

Existen una amplia diversidad de instrumentos con foco en diferentes regiones geográficas (global, Estados Unidos, desarrollados ex US, emergentes), capitalización bursátil (grandes, medianas o pequeñas empresas), estilos (value, growth o mixtos).

Morningstar destaca que los fondos enfocados en acciones emergentes tienden a generar mejor rentabilidad en sus versiones ESG debido a que en muchos casos las empresas están menos reguladas y cubiertas por los analistas, agregando la selectividad un valor significativo.

Debido a que la industria está creciendo rápidamente se registran significativas entradas de flujos a este tipo de instrumentos. Las comparaciones deben ser rigurosas y tomar en cuenta la enorme variedad de factores, estilos y estrategias existentes relacionadas al tema. Asimismo, se debe considerar que los datos históricos disponibles son muy limitados.

En cuanto a la aplicabilidad de los criterios tradicionales de selección de instrumentos, no existe un sistema uniforme de calificaciones ESG que tenga datos comparables. Es clave que el inversionista tenga claro que una puntuación ESG alta, puede estar sesgada.

 

Ver Informe completo

 

 

Las opiniones contenidas en el presente informe no deben considerarse como una oferta o una solicitud de compra o de venta, de suscripción o rescate, de aporte o retiro de ningún tipo de valores, sino que se publican con un propósito meramente informativo para nuestros clientes. Las proyecciones y estimaciones que se presentan han sido elaboradas por nuestro equipo de trabajo, apoyado en las mejores herramientas disponibles, no obstante, esto no garantiza que ellas se cumplan. La información contenida en este informe no corresponde a objetivos de inversión específicos, situación financiera o necesidades particulares de ningún receptor del mismo. Antes de realizar cualquier transacción de valores, los inversionistas deberán informarse sobre las condiciones de la operación, así como de los derechos, riesgos y responsabilidades implícitos en ella, por lo cual las sociedades de Compass Group y/o personas relacionadas (“Compass Group”), no asumen responsabilidad alguna, ya sea directa o indirecta, derivada del uso de las opiniones contenidas en este informe. Cualquier opinión expresada en este material, está sujeta a cambios sin previo aviso de Compass Group, quienes no asumen la obligación de actualizar la información contenida en él. Compass Group, sus personas relacionadas, ejecutivos u otros empleados, podrán hacer comentarios de mercado, orales o escritos, o transacciones que reflejen una opinión distinta a aquéllas expresadas en el presente informe.