bandera-de-argentina-ilustracion-de-la-bandera-argentina-ondeando_2227-495
Informe Semanal de los Mercados

Argentina: Luchando por la estabilidad

La última semana, Argentina volvió a ser uno de los centros de atención de los inversionistas. Los precios de los activos de ese país cayeron significativamente en los mercados. Las acciones y los bonos corporativos argentinos acumulan bajas de 48% y 14% en lo que va del año, mientras que el peso se ha depreciado 37%, pasando el tipo de cambio desde 18.6 ARS/USD a fines de 2017 hasta 29.7 ARS/USD actualmente.

Lo anterior se explica, en primer lugar, por el contagio de Turquía, país que se vio envuelto en una disputa comercial con Estados Unidos desde el pasado jueves 9 de agosto que, sumado a su vulnerabilidad económica, gatilló una corrección que se expandió a los mercados emergentes. En este contexto, Argentina es percibida como uno de los países estructuralmente más similares a Turquía, ambos entre los emergentes más débiles ante shocks externos.

En segundo lugar, Argentina sigue luchando por recuperar la estabilidad económica, que se vio sacudida luego de pasar por la peor sequía en más de 40 años y una crisis cambiaria a fines de abril que llevó al Banco Central a elevar la tasa de manera abrupta (45% actualmente), mientras que el Gobierno reaccionó logrando un préstamo por parte del Fondo Monetario Internacional por USD 50 mil millones. Dado lo anterior, el crecimiento del PIB para este año podría ser nulo (vs. una expansión estimada de 2.5% al inicio del año), y la inflación sería sobre 30%.

La preocupación de los inversionistas es que se mantenga el manejo económico ortodoxo de los últimos 3 años, de cara a las elecciones en octubre de 2019. Los eventos descritos han deteriorado la popularidad del Gobierno; pero al mismo tiempo, el caso de corrupción del “cuaderno de las coimas”, destapado durante el último mes, afecta principalmente al kirchnerismo. Por el momento, el Gobierno está enfocado en cumplir con los compromisos adquiridos con el FMI, que implican acelerar el reordenamiento fiscal. El déficit primario llegaría a 2.7% del PIB en 2018 y 1.3% en 2019, para finalmente alcanzar un equilibrio (0%) en 2020.

Cabe mencionar que, aunque este nuevo caso de corrupción podría favorecer políticamente al Gobierno de Macri, el efecto económico sería negativo por estar importantes compañías involucradas y/o mencionadas en el mismo, lo que las mantiene en modo “esperar y ver”.

Los precios de los activos reflejarían un escenario negativo

En el mercado accionario (Merval Argentina), las valorizaciones han cedido considerablemente, con la razón precio/utilidad proyectada ubicándose en 6.3 veces, nivel observado en 2013 cuando existían probabilidades de que Cristina Fernández de Kirchner ganara apoyo en el Congreso, lo que le hubiese permitido eventualmente modificar la Constitución y prolongar su mandato.

En cuanto a la renta fija, el spread de los bonos soberanos (EMBI Argentina) respecto a la tasa estadounidense se amplió hasta niveles en torno a 700 pbs., inédito para el período desde que asumió Macri. La situación es similar para los bonos corporativos, con un spread del CEMBI Argentina de 750 pbs., en comparación a los mínimos en torno a 350 pbs. de inicios del año.

En este contexto, nuestra visión para las inversiones en Argentina es neutral, con cautela en el corto plazo debido a la elevada incertidumbre. Para los próximos años, aún consideramos un escenario base en que el oficialismo logra una victoria en las elecciones de 2019, que será decisivo para la recuperación económica del país.

 

Ver Informe completo

 

 

Las opiniones contenidas en el presente informe no deben considerarse como una oferta o una solicitud de compra o de venta, de suscripción o rescate, de aporte o retiro de ningún tipo de valores, sino que se publican con un propósito meramente informativo para nuestros clientes. Las proyecciones y estimaciones que se presentan han sido elaboradas por nuestro equipo de trabajo, apoyado en las mejores herramientas disponibles, no obstante, esto no garantiza que ellas se cumplan. La información contenida en este informe no corresponde a objetivos de inversión específicos, situación financiera o necesidades particulares de ningún receptor del mismo. Antes de realizar cualquier transacción de valores, los inversionistas deberán informarse sobre las condiciones de la operación, así como de los derechos, riesgos y responsabilidades implícitos en ella, por lo cual las sociedades de Compass Group y/o personas relacionadas (“Compass Group”), no asumen responsabilidad alguna, ya sea directa o indirecta, derivada del uso de las opiniones contenidas en este informe. Cualquier opinión expresada en este material, está sujeta a cambios sin previo aviso de Compass Group, quienes no asumen la obligación de actualizar la información contenida en él. Compass Group, sus personas relacionadas, ejecutivos u otros empleados, podrán hacer comentarios de mercado, orales o escritos, o transacciones que reflejen una opinión distinta a aquéllas expresadas en el presente informe.