c86404be-9b72-4ae9-a671-b7c1db9db872
Addendum

Addendum
Reino Unido: Parlamento británico rechaza el acuerdo de Brexit

Restan apenas diez semanas para que se agote el plazo que tiene el Reino Unido para abandonar la Unión Europea (UE) y en estos últimos dos años Theresa May se ha mantenido liderando las negociaciones para llegar a un acuerdo que permita a su país dejar la comunidad europea de la forma menos caótica posible.

No ha sido fácil lograr un acuerdo de divorcio amigable con los restantes 27 países miembros del bloque europeo, pero finalmente durante noviembre pasado la Primer Ministro obtuvo un borrador del acuerdo y luego una propuesta formal que pacta las condiciones de salida del Reino Unido desde la UE.

Luego de que durante diciembre una postergación de la votación en la Cámara de los Comunes le costara a Theresa May un voto de no confianza de parte del Partido Conservador, ayer se llevó a cabo la votación para la aprobación del acuerdo en el Parlamento inglés.

Crónica de una muerte anunciada: la derrota en la propuesta del gobierno ha sido la peor en más de un siglo. Los miembros del Parlamento rechazaron con un 68% de los votos el acuerdo propuesto por Theresa May (432 votos en contra vs 202 a favor). En línea con lo esperado por el mercado, los votos en contra fueron en su mayoría del Partido Laborista, mientras que la votación a favor del Brexit fue de mayoría oficialista (Partido Conservador). El rechazo al acuerdo se generó principalmente por la desconfianza a las garantías que establecía para evitar una frontera física entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte.

¿Qué sigue ahora?

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, llamó de forma casi inmediata a una moción de no confianza en el gobierno para sacar a Theresa May del liderazgo. Tal votación se discutirá y realizará hoy en la tarde, y podría llegar a forzar nuevas elecciones generales. La probabilidad de que la Primer Ministro pierda el liderazgo del gobierno no es baja, considerando que su propio partido ya trató de destituirla el mes pasado en una medida impulsada por los euroescépticos.

Sin embargo, dados los comentarios de distintos legisladores del Parlamento, se espera que la jefe de Gobierno británica sortee nuevamente con éxito la moción y conserve su cargo.

De todas formas, si la moción se aprueba, se llamaría a elecciones generales de manera anticipada. Los laboristas buscarían posicionar a un líder que se incline por un Brexit más suave al estilo noruego o que tenga la capacidad de postergar por un tiempo mayor el periodo de transición. El plazo puede ser extendido si el gobierno británico así lo solicita y los otros 27 miembros de la UE están de acuerdo. Además, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinó que Reino Unido puede cancelar definitivamente su salida en cualquier momento del proceso, por lo que, al menos en teoría, podría no producirse nunca el Brexit.

El escenario con mayor probabilidad de ocurrir, corresponde al que rechaza la moción de no confianza interpuesta por los laboristas. Ante esto, el actual gobierno puede presentar un plan alternativo y que el acuerdo sea votado por segunda vez. No obstante, la UE declaró que el acuerdo presentado es el mejor posible y no están dispuestos a realizar modificaciones mayores.

Theresa May deberá viajar a Bruselas para tratar de conseguir concesiones y además reunirse con los distintos líderes de los partidos ingleses para convencerlos de seguir con el acuerdo. A inicios de la próxima semana se volvería a votar el acuerdo y se espera que nuevamente sea rechazado, abriendo la posibilidad de que se agregue una enmienda a favor de un segundo referéndum o que éste sea impulsado por los laboristas.

En cualquiera de los casos anteriores, la probabilidad de un no deal o Brexit caótico se ha reducido considerablemente en el corto plazo luego del rechazo masivo al acuerdo en el Parlamento. La posibilidad de un cambio de liderazgo, una postergación de la salida definitiva de la UE o incluso un segundo referéndum son escenarios más benignos que van tomando relevancia.

 

 

Las opiniones contenidas en el presente informe no deben considerarse como una oferta o una solicitud de compra o de venta, de suscripción o rescate, de aporte o retiro de ningún tipo de valores, sino que se publican con un propósito meramente informativo para nuestros clientes. Las proyecciones y estimaciones que se presentan han sido elaboradas por nuestro equipo de trabajo, apoyado en las mejores herramientas disponibles, no obstante, esto no garantiza que ellas se cumplan. La información contenida en este informe no corresponde a objetivos de inversión específicos, situación financiera o necesidades particulares de ningún receptor del mismo. Antes de realizar cualquier transacción de valores, los inversionistas deberán informarse sobre las condiciones de la operación, así como de los derechos, riesgos y responsabilidades implícitos en ella, por lo cual las sociedades de Compass Group y/o personas relacionadas (“Compass Group”), no asumen responsabilidad alguna, ya sea directa o indirecta, derivada del uso de las opiniones contenidas en este informe. Cualquier opinión expresada en este material, está sujeta a cambios sin previo aviso de Compass Group, quienes no asumen la obligación de actualizar la información contenida en él. Compass Group, sus personas relacionadas, ejecutivos u otros empleados, podrán hacer comentarios de mercado, orales o escritos, o transacciones que reflejen una opinión distinta a aquéllas expresadas en el presente informe.