c86404be-9b72-4ae9-a671-b7c1db9db872
Addendum

Estados Unidos: el nuevo foco de coronavirus*

  • Se favorece la inversión en acciones estadounidenses:
    • Política monetaria y fiscal ultra expansiva
    • Valorizaciones atractivas
    • Abundante liquidez
  • Riesgos: i) Propagación descontrolada del covid-19; ii) Duración de la pandemia más allá del primer semestre del año

La propagación mundial del coronavirus puso fin al bull market (mercado alcista) de más de 10 años, encabezado por los mercados estadounidenses. Como en el resto del mundo, las medidas de contención del covid-19 están paralizando la economía. En respuesta, tanto autoridades monetarias como fiscales intentan dar liquidez al mercado y contrarrestar los efectos de la pandemia en la economía.

Los primeros casos de coronavirus en el país surgieron a fines de enero; sin embargo, no fue hasta inicios de marzo que la enfermedad comenzó a expandirse más rápidamente. En los últimos días, con el aumento en la cantidad de tests realizados, se han confirmado más casos que en China e Italia. Sólo Nueva York tiene más de 87,000, lo que supera los contagiados de toda China. Al 2 de abril, Estados Unidos registra casi de 230,000 contagiados y 5,400 fallecidos por covid-19.

La gravedad de la crisis ha llevado a un acuerdo bipartidario histórico para darle soporte a la economía. El Congreso aprobó un plan fiscal propuesto por el gobierno por USD 2,000 billones (~10% del PIB). Dicho paquete considera el fortalecimiento del sistema de salud y expansión del sistema de beneficios de desempleo, además de USD 380 billones para garantizar crédito a pequeñas y medianas empresas, USD 60 billones para dar apoyo a aerolíneas y USD 290 billones para asistencia directa a los americanos de menores recursos, entre otras medidas.

Por el lado monetario, la respuesta ha sido contundente y también sin precedentes. A través de dos reuniones extraordinarias el Fed recortó la tasa de referencia en 150 pbs. hasta el rango 0.00%-0.25%. También ha implementado medidas no tradicionales para proveer liquidez al mercado financiero, anunciando un programa de compra ilimitada de bonos del Tesoro, municipales y con garantía hipotecaria (quantitative easing o QE).

A pesar de la ola de estímulos monetarios y económicos, parece inevitable una recesión en el primer semestre del año debido a la paralización de actividades, lo que genera, por un lado, un shock a la demanda y por otro, a la oferta, con interrupciones en las cadenas de abastecimiento. Luego de que en 2019 el PIB creciera 2.3%, 2020 sería el primer año con contracción económica luego de la crisis financiera de 2008-2009. La recuperación dependerá de qué tan rápido se logre la contención y mitigación del virus, así como de la efectividad de los estímulos implementados. De todas formas, para 2021 se espera que Estados Unidos y el mundo retomen la senda de crecimiento.

Mercado bursátil

Como ya se mencionó, el covid-19 pone fin a un bull market de casi 11 años en Estados Unidos. La crisis financiera de 2008-2009 se extendió durante 18 meses y llevó a que las acciones estadounidenses perdieran un 58% de su valor, con el sector financiero siendo uno de los más afectados.

Todas las grandes crisis bursátiles que se han vivido en Estados Unidos tienen distintos orígenes, y por ello, los tiempos de recuperación a niveles precrisis son también variados. Lo mismo ocurre a nivel sectorial, durante la crisis financiera el sector bancario perdió un 85% de su valor y tardó casi 11 años en recuperarlo.

Esta crisis sanitaria está castigando especialmente también a los sectores energético (afectado por la caída en la demanda y además por la guerra de precios del petróleo), financiero (por la caída en las tasas de tasas de interés y expectativas de menor inflación, las cuales presionan los márgenes de la banca) e industrial (donde se encuentran empresas de fabricación de transporte y aerolíneas). Acciones relacionadas a empresas tecnológicas están entre las resilientes, pero aun así caen 16% en lo corrido del año.

Durante 2019 el S&P 500 registró desempeño estelar rentando 29% y gran parte del año las valorizaciones lucieron caras. No obstante, la corrección en los precios ha ajustado las valorizaciones, llevándolas a niveles atractivos. La razón P/U fwd. 12 meses se ubica en 16.1 veces, dos desviaciones estándar bajo el promedio a 5 años.

 

 

 

Las opiniones contenidas en el presente informe no deben considerarse como una oferta o una solicitud de compra o de venta, de suscripción o rescate, de aporte o retiro de ningún tipo de valores, sino que se publican con un propósito meramente informativo para nuestros clientes. Las proyecciones y estimaciones que se presentan han sido elaboradas por nuestro equipo de trabajo, apoyado en las mejores herramientas disponibles, no obstante, esto no garantiza que ellas se cumplan. La información contenida en este informe no corresponde a objetivos de inversión específicos, situación financiera o necesidades particulares de ningún receptor del mismo. Antes de realizar cualquier transacción de valores, los inversionistas deberán informarse sobre las condiciones de la operación, así como de los derechos, riesgos y responsabilidades implícitos en ella, por lo cual las sociedades de Compass Group y/o personas relacionadas (“Compass Group”), no asumen responsabilidad alguna, ya sea directa o indirecta, derivada del uso de las opiniones contenidas en este informe. Cualquier opinión expresada en este material, está sujeta a cambios sin previo aviso de Compass Group, quienes no asumen la obligación de actualizar la información contenida en él. Compass Group, sus personas relacionadas, ejecutivos u otros empleados, podrán hacer comentarios de mercado, orales o escritos, o transacciones que reflejen una opinión distinta a aquéllas expresadas en el presente informe.